Saltar al contenido
Formación de baja dosis y alta frecuencia

Mejorar la confianza y la competencia

La falta de práctica ocasiona un deterioro de las destrezas

Las investigaciones han revelado que la retención de destrezas por parte de los profesionales médicos comienza a disminuir tras solo tres meses después de la formación. La mayoría del personal sanitario no cuenta con la experiencia práctica que necesita para mantener las destrezas fuera de unos intervalos de formación poco frecuentes.

En lo relativo a la normativa sobre cumplimiento de RCP, las instituciones sanitarias deben asegurarse de la competencia y el cumplimiento de los protocolos, un proceso lento que requiere combinar y confirmar documentación sobre la formación para elaborar informes. Además, la pérdida de tiempo en el trabajo para dedicarlo a la formación permite dedicar menos tiempo a atender a los pacientes.

Con poco se hace mucho

La formación de baja dosis y alta frecuencia es una manera de mejorar la competencia que fomenta la máxima retención de los conocimientos, destrezas y actitudes clínicas. La formación de baja dosis y alta frecuencia consiste en actividades de formación basada en simulación en servicio, breves y centradas, que se distribuyen en el tiempo y se refuerzan con sesiones de práctica estructuradas y continuas en el lugar de trabajo.

La formación de baja dosis y alta frecuencia no solo resulta eficaz para aprender destrezas, sino también para mejorarlas de manera continua y ayudar a mantener la competencia con el tiempo.

Grandes resultados

La formación de baja dosis y alta frecuencia es la base del programa Resuscitation Quality Improvement (RQI).

Dos años después de que se implementara el programa RQI en el hospital Texas Health Resources de Dallas (Texas), este hospital ha conseguido que prácticamente todos los participantes finalicen el curso. También han podido documentar un gran ahorro económico gracias al menor tiempo que era necesario dedicar a la formación fuera de las instalaciones. Y, lo que es más importante, Texas Health ha conseguido un aumento del 21% en las tasas de supervivencia tras un paro cardiaco.

98%

Finalización del curso

$250k

Reducción de costes de formación en RCP

21%

Aumento de las tasas de supervivencia

Cabrini Health de Australia suministró el programa RQI a todo su personal de profesionales sanitarios. Todo el personal completó la formación y los datos mostraron las ventajas que suponía tener el sistema RQI en las instalaciones y que la formación pudiera tener lugar 24/7 con picos de formación en los cambios de turnos. Con la implementación de RQI, Cabrini logró una mención “Conseguido con méritos” en la acreditación de su hospital.

Helping Babies Breathe

Helping Babies Breathe (HBB) es un programa diseñado para reducir la mortalidad de los neonatos en los países con ingresos bajos y medios. Se trata de un programa práctico basado en la evidencia que enseña los pasos iniciales de la reanimación en los primeros minutos de vida.


Cuando se presentó por primera vez en un hospital rural de Tanzania como un curso de formación de un solo día, el número de profesionales sanitarios que superaron los escenarios simulados de “atención rutinaria” y “reanimación de neonatos” aumentó tras la formación de HBB; del 41 al 74% y del 18 al 74%, respectivamente. No obstante, este aumento de los conocimientos no se trasladó a la práctica clínica; el número de bebés succionados y/o ventilados tras su nacimiento no cambió y el uso de la estimulación en la sala de partos disminuyó tras la formación de HBB.

¿Cómo se puede trasladar la mejora en los conocimientos a la práctica clínica, que es lo realmente importante?

Para responder a esta pregunta, como seguimiento, la formación mediante simulación HBB se implementó a través de sesiones semanales de 3 minutos de práctica y sesiones mensuales de repaso de la formación de 40 minutos. Este nuevo método de formación de baja dosis y alta frecuencia tuvo un efecto positivo sobre el traslado de los nuevos conocimientos y destrezas a la práctica clínica pero, lo que es más importante, consiguió una reducción del 40% de la mortalidad de los neonatos.

Cómo puede ayudarle Laerdal

Las soluciones de Laerdal se han diseñado para ayudarle a integrar la formación de baja dosis y alta frecuencia en sus rutinas. Tanto si se trata de una formación en RCP de 10 minutos cada tres meses para mantener las destrezas a punto como si se quiere practicar técnicas de reanimación de recién nacidos, la formación de baja dosis y alta frecuencia le permite conservar la competencia... y la confianza.

Solicitar más información

¿Cómo prefiere que nos pongamos en contacto con usted?

Trataremos sus datos de contacto personales con cuidado del modo descrito en la Política de privacidad de Laerdal.